Existen muchos insectos que reciben el nombre de mosca.


          La mayoría pertenece al orden Díptera, el cual también contiene a los tábanos y los jejenes.


         Sin embargo, la mosca común o mosca domestica es la más conocida y la que generalmente se halla en las casas comunes.


          Esta especie es muy antigua se cree que data de la era Cenozoica y que pudo originarse en Oriente Medio. Pero por su adaptabilidad se extendió hacia la mayor parte del mundo.

 

          Orden: Díptera

          Familia: Muscidae

          Género: Musca

 

          DESCRIPCION

 

          La mosca domestica es un insecto bien reconocido. Los adultos tiene un cuerpo de 8 a 12 milímetros de longitud, segmentado en cabeza, tórax y abdomen. Las hembras tienden a ser un poco más grandes que los machos.


          La cabeza es pequeña en comparación con el abdomen, y en ella se distinguen grandes y rojos ojos compuestos, que se conforman por unos  4,000 omatidios estos son unas estructuras parecidas a bastoncillos, dispuestos en círculos, que se conectan directamente al cerebro.


         Cada omatidio puede ver una parte del campo visual de la mosca, que es de  360*, y entonces el cerebro realiza una composición de las imágenes a partir de ellos.


          Es posible que la resolución de la imagen que se ve sea muy buena, pero si es muy sensible al movimiento y es por esto que la mosca domestica es tan difícil de atrapar.

 

          Por otra parte, el color del cuerpo es gris a negro, y en el tórax se observan 4 franjas oscuras longitudinales. Casi en toda la anatomía externa se aprecian cortos pelillos.


         Cuenta con un solo par de alas membranosas, que son las "alas verdaderas”, pues si bien posee otro par de alas, estas están modificadas y no se usan para volar, sino para mantener el equilibrio. 3 pares de patas hacen de extremidades.


          En lugar de una boca como la de los mamíferos, tiene un aparato bucal similar a  una esponja, formado por 2 lóbulos carnosos acanalados son los que lamen y chupan las superficies.

 

          DISTRIBUCION Y HABITAT

 

          La mosca domestica es uno de los animales más extendidos del mundo, y puede encontrarse en cualquier lugar donde hay personas, pues se halla siempre en asociación con los seres humanos o las actividades de estos.


          Se cree que su origen está en las regiones templadas del hemisferio oriental, posiblemente en el centro de Asia. Vive principalmente en entornos de clima tropical y templado, y es más abundante durante las estaciones cálidas, en temperaturas de entre 10 y 26.6 *C.


          Los adultos mueren si las temperaturas están bajo cero e incluso si superan los 44.4 *C.

 

         Comúnmente se le encuentra en la basura, las heces, los Cadáveres y otras fuentes de materia orgánica en descomposición.

 

          ALIMENTACION

 

           La dieta de la mosca domestica no es muy exigente.


          Los individuos adultos pueden consumir líquidos azucarados, materia orgánica en descomposición, sangre y heces, entre otros fluidos y materiales. Las larvas son capaces de nutrirse a partir de materiales húmedos y cálidos como el algodón y la lana.

 

          COMPORTAMIENTO

 

          Musca domestica es un animal que esta ahí donde hay personas, muy para desgracia de estas, es una especie diurna, por lo que realiza sus actividades durante el día, sobre todo en las horas más calientes y secas, que son entre as 2 y las 4 de la tarde.


          No obstante, puede merodear por la noche si hay suficiente luz artificial.


          Casi todos han notado la rapidez con la que la mosca domestica vuela. Además de tener una gran sensibilidad al movimiento,  tiene la capacidad de batir sus alas unas 1,000 veces por minuto, y volar en ráfagas de hasta 24 kilómetros por hora.

 

          Mosca -- Musca domestica.

 

          REPRODUCCION

 

          El ciclo de vida de la mosca domestica consiste en 4 fases, huevo, larva, pupa y adulto. Es polígama, y el macho se aparea con varias hembras, mientras que estas a menudo solo se aparean una vez en su vida y después almacenan el esperma con el que fertilizaran mas huevos en el futuro.


          Dada su relativamente  corta esperanza de vida (15-25 días a veces hasta 2 meses), los adultos pueden aparearse cuando tienen unas 18-24 o hasta 36 horas de vida.

 

          La hembra puede poner cerca de 500 huevos durante toda su vida.

 

          Es el macho quien corteja a la hembra por medio de exhibiciones de vuelo e interacciones que incluyen lamer y tocar la cabeza femenina.


          Si ella lo acepta, empuja su órgano ovopositor hacia, y entonces ambos de aparean de 30 minutos a 2 horas.

 

          La primera fase del ciclo es la del huevo. La hembra puede poner cerca de 500 durante toda su vida, pero cada puesta consiste en 75-100 de ellos apilados en grupos pequeños.


          Cada uno es blanco, alargado y de aproximadamente 1.5 milímetros de longitud.


          Para que los huevos eclosionen, es necesario que el medio en el que se les deposite sea humedo, por eso las hembras prefieren colocarlos en la materia orgánica descompuesta.

 

          La segunda fase es la de larva. Aparecen al cabo de un día y pasan por 3 estadios antes de transformarse en pupas. Tienen  la apariencia de un gusano común, con una tonalidad blanquecina.


          La fase de pupa comienza a los 14-36 días posteriores de la aparición de la fase larvaria; las pupas, de unos 8 milimetros de largo, se arrastran a un sitio más seco y fresco.

 

          Alrededor de 17-27 días, la mosca adulta sale de la envoltura de la pupa, midiendo ya 6-7 milímetros de longitud.

 

          AMENAZAS Y CONSERVACION

 

          Sin duda, la mosca domestica no es una especie en peligro de extinción, ni experimenta graves amenazas.


          Sin embargo, por lo general las personas sienten animadversión hacia ellas debido a que se les asocia con la suciedad, la falta de higiene y la escasa sanidad.


          Las moscas pueden transportar más de 100 patógenos, algunos causantes de enfermedades como el cólera, la fiebre tifoidea, la disentería, la tuberculosis y la salmonelosis es una necesidad, sobre todo en poblaciones afectadas por un débil sistema sanitario.