La abeja pertenece a la familia de los himenópteros (Del griego himen-membrana) insectos de alas traslucidas y membranosas, como la avispa y la hormiga. Vive en todas partes del mundo, salvo en las regiones el invierno es demasiado frio.


          Existen numerosas especies de abejas, pero la que llamamos abeja de la miel lleva el nombre científico de Apis melifica (o Apis melífera)

 

          Las abejas (reina, obreras y zánganos) nacen todas de un huevo minúsculo puesto y depositado por la reina en un alveolo.

 

          Un huevo fecundado (Hembra) depositado en un alveolo y alimentado en una papilla de polen y de miel, se volverá en una abeja obrera.


          El huevo se transforma en larva al cuarto día, el octavo día las abejas opercular el alveolo y la metamorfosis continua en secreto: la larva forma un capullo, luego una ninfa, la ninfa se vuelve crisálida hasta la apertura final, el 15o día, el insecto alado, formado, desgarra el opérculo, listo para asumir sus primeros cargos.

 

          Otros huevos hembra, depositados en unos alveolos reales, son exclusivamente alimentados con jalea real. Están destinados a volverse las futuras reinas.


         El operculares se hace al 6o día, la transformación es más lenta: Sera necesario esperar 21 días para que la larva real de nacimiento a una joven reina, que puede llegar a medir cerca de 18 mm.

 

          Los huevos no fecundados (machos) son depositados en un alveolo normal y reciben la misma comida que las larvas obreras, La metamorfosis es todavía larga: los machos nacen al cabo del 23o día.

 

          1.- El tiempo de vida


          Las abejas reinas viven un promedio de tres años. Las obreras y los zánganos, alrededor de 3 meses

 

          2.- Las castas


Una colmena está estructurada en tres castas: La abeja reina, las obreras y los machos o zánganos

 

          3.- La abeja reina


           Es la única hembra fértil. Pone huevos fecundados que dan lugar a las abejas obreras (no fértiles) y huevos no fecundados que dan lugar a los machos o zánganos (Fértiles) No abandona la colmena salvo en los vuelos de fecundación o cuando se produce un enjambre para dar lugar a una nueva colmena. Normalmente hay una reina en cada colmena, pero a veces hay dos porque se esta remplazando a la reina vieja.

 

          4.- El aguijón


          Tras clavar el aguijón la abeja obrera muera ya que debido a su forma, el aguijón queda atrapado y desgarra parte del abdomen de la obrera. Al final del aguijón hay una bolsita blanquecida con el veneno (api toxina) que introduce con movimientos contráctiles.


          El aguijón se debe quitar raspando con un objeto afilado ya que si lo hacemos con los dedos introducimos todo el veneno al apretarlo. El veneno se ha utilizado terapéuticamente a lo largo de la historia para tratar la artritis, artrosis, los tumores, el Parkinson o el Alzhéimer.

 

          5.- La identificación de la reina, por colores


          Los apicultores pintan en la parte superior del tórax a fin de mantener un control del año en que nacieron: blanco si nacieron en años terminados en 1 y en seis, Amarillo 2 y 7, Rojo 3 y 8, Verde 4 y 9 , Azul 5 y 0

 

          6.- La miel


          La miel es un fluido dulce y viscoso producido por las abejas a partir del néctar de las flores o de secreciones de partes vivas de la planta. Las abejas las recogen, transforman y combinan con la enzima invertida que contiene la saliva de las abejas y lo almacenan en los panales donde madura.


         La técnica que involucra la extracción de miel de los panales de la colmena es conocida como apicultura.

 

          7.- La jalea real


          La reina es un larva alimentada por secreciones de las abejas obreras nodrizas, la jalea real. Como resultado de esta dieta total de jalea real durante todo el periodo de desarrollo de la reina es la única hembra que está completamente desarrollada sexualmente.


          Se compone de agua, azucares, proteínas, lípidos, ceniza, vitaminas y acido fólico. tiene también antibióticos, albuminas, aminoácidos y minerales. estimula el sistema nervioso, la oxigenación cerebral, aumenta la resistencia, el contenido de hemoglobina y leucocitos en la sangre, mejora la hidratación de la piel y el sistema inmunitario