Los baños públicos son uno de los lugares más delicados a la hora de abordar un plan de limpieza precisamente porque por ellos hay un gran tránsito de personas diariamente y la acumulación de bacterias y gérmenes es mucho mayor. En principio se recomienda que, en la medida de lo posible, la limpieza se realice al menos dos veces al día y siguiendo las siguientes pautas de limpieza en baños públicos.



      1.- Limpieza y desinfección de los platos de ducha o bañeras


      Es aconsejable para realizar una correcta limpieza de los baños públicos que si éstos tienen platos de ducha o bañeras, que empecemos por ellas. Además de limpiar es importante desinfectar con un producto adecuado para evitar la proliferación de hongos. También es muy importante secar después de lavar estas partes ya que la humedad es el ambiente adecuado para el crecimiento de muchos gérmenes y bacterias.



   2.- Limpieza y desinfección de los inodoros


      Al igual que sucedía con los platos de ducha y bañeras, es importante usar un buen producto desinfectante para tratar todas las superficies del inodoro, desde la base hasta la parte superior.  Al menos una vez al mes se recomienda limpiar el tanque de agua o cisterna. Se puede hacer con una pastilla clorada o algún gel desinfectante ya que es menos engorroso que limpiar con una escobilla y un paño. Secar al finalizar la limpieza de estas superficies.



      3.- Limpieza y desinfección de las paredes


      Uno de los errores más comunes en cuanto a la limpieza en baños públicos es la de olvidar las paredes. Éstas están expuestas a las manos y salpicaduras de agua por lo que son también sensibles de recoger todo tipo de gérmenes y bacterias. La limpieza de las paredes debe realizarse a diario y con algún producto de desinfección. Especial cuidado hay que tener con las que rodean a las duchas o bañeras. Después de lavar las paredes es imprescindible dejarlas secas.


4.- Limpieza y desinfección de la grifería


      Dependiendo del tipo de grifos que sean podremos usar un tipo de productos u otros pero en general, aparte de un desinfectante podemos usar un antical para garantizar que después del tratamiento queden en buen estado.



 5.- Limpieza de los cristales


      Debe realizarse a diario y tantas veces como se realice la limpieza en el baño público en general.


      6.-  Limpieza de las papeleras


      Hay quien lo hace al inicio de la limpieza y quien lo hace al final. Es indiferente aunque lo práctico es realizarlo al final para que todos los desperdicios puedan ser eliminados al finalizar la limpieza y no tener que dejar residuos en las bolsas nuevas.



    7.- Limpieza y desinfección de los suelos


      La limpieza y desinfección de los suelos también debe realizarse a diario y tantas veces como se haga la limpieza del baño publico. Lo idóneo es primero barrer y después desinfectar con algún producto adecuado.



      8.- Reposición de bolsas de basura y de papel higiénico


      Esto podemos hacerlo justo después de barrer y antes de fregar el suelo para así simplemente dejar el piso secándose y dar por terminada la limpieza en el baño público.

Cada uno de estos pasos debe realizarse a diario y tantas veces como se pueda. Cuanto más tránsito de personas haya en estos espacios públicos, tanto más importante es hacer hincapié en la frecuencia de limpieza. De esta forma garantizamos la seguridad de quienes lo usan pero también mejoramos la imagen de la organización que está detrás de ellos.

          Si optas por dejar todas estas tareas a una empresa de limpieza profesional, en CEPLA Fumigaciones®  estaremos encantados de ayudarte