Limpieza, Higiene, Desinfección y esterilización


          El primer paso para el control de la infección es limpiar o higienizar  estas dos palabras se refieren al primer paso en el que no se fulminan los patógenos pero se eliminan los restos visibles.


          Este paso puede llevarse a cabo al lavar cualquier utensilio con agua tibia y jabón o con el uso de un producto de limpieza químico. En este punto se prepara el utensilio o superficie para la desinfección.



          Limpieza, Higiene


      ---- La limpieza (también llamada higienización) es el primer paso en el control de la infección


      ---- La limpieza se entiende como la eliminación de los restos visibles e un objeto o superficie – los patógenos (gérmenes) no se destruyen


      ---- Ejemplos de limpieza: Lavado con agua tibia y jabón


          Uso de un producto de limpieza químico (Ship Shape) para eliminar los residuos de productos para el cabello


          Preparación del objeto para su desinfección


          Después de completar el paso número uno, está listo para ir al paso número dos: desinfectar el objeto o superficie.


      Para que la desinfección se realice con éxito, debe limpiar el objeto o superficie adecuadamente según las instrucciones del paso uno.


      La desinfección requiere el uso de un producto desinfectante químico homologado en su país y, una vez llevada a cabo correctamente, eliminará de forma efectiva todos los patógenos a tratar en su salón de belleza, spa o barbería.


      Tenga en cuenta que la desinfección va destinada únicamente a instrumentos y superficies no porosas, los objetos porosos deben desecharse después del uso.


      Para garantizar que la desinfección se realiza con éxito asegúrese de que se mezcla correctamente, se cumple el tiempo de contacto requerido y de que se cambia la solución desinfectante utilizada para la inmersión de forma adecuada.



       Desinfección


      ---- La desinfección requiere que se haya limpiado el objeto o superficie


      ---- Para la desinfección se necesita usar un producto desinfectante químico homologado en su país


      ---- Siempre que la desinfección se realice adecuadamente, resulta eficaz contra la mayoría de los patógenos más comunes en el salón de belleza, spa o barbería.


      ---- La desinfección está indicada exclusivamente para instrumentos o superficies no porosas, los objetos porosos deben desecharse después de su uso.


      ---- Para que la desinfección se realice de forma correcta, hay que tener en cuenta:


      – Mezcla/concentración adecuada



      – Tiempo de contacto

      – Cambio de solución apropiada


          El paso número tres es la esterilización. A pesar de que este paso no sea obligatorio es importante conocerlo.


          Es poco común que se requiera la esterilización en el sector de la belleza profesional ya que suele llevarse a cabo en el contexto médico.



        Esterilización (opcional)


      ---- Es poco común que se requiera la esterilización en el sector de la belleza profesional


      ---- La esterilización es la destrucción total de toda vida microbiana


      ---- La forma más frecuente de esterilización es la realizada con un autoclave que emplea calor y presión para destruir los microbios



         ¿Qué objetos pueden desinfectarse?


          El proceso de desinfección es el más común para la seguridad en el mundo de la belleza profesional, sin embargo, no todo puede desinfectarse.


          Solo los materiales no porosos como los plásticos o metales pueden desinfectarse.


          Todo aquello que no pueda desinfectarse debe ser considerado de un solo uso y desechado inmediatamente después de su utilización.


          Entre ellos encontramos los siguientes objetos:


          Algodón, palitos de naranja, limas de uñas, piedras pómez, bloque pulidor de uñas y gamuzas.



          ¿Qué puede desinfectarse?


          El proceso de desinfección es el más común para la seguridad en el mundo de la belleza profesional, sin embargo, no todo puede desinfectarse, solo los materiales no porosos como los plásticos o metales.


          Todo aquello que no pueda desinfectarse debe considerarse de un solo uso y desecharlo inmediatamente después de su utilización.


          Ejemplos de los objetos que NO PUEDEN desinfectarse y serían de un solo uso:


      ---- Algodón


      ---- Palitos de naranja


      ---- Limas de uñas


      ---- Piedras pómez


      ---- Bloque pulidor de uñas


      ---- Gamuzas