Las vitaminas son sustancias químicas no sintetizables por el organismo, presentes en pequeñas cantidades en los alimentos y son indispensables para la vida, tu salud, la actividad física y cotidiana.


           Las vitaminas no producen energía y por tanto no aportan calorías. Intervienen como catalizador en las reacciones bioquímicas provocando la liberación de energía.


           En otras palabras, la función de las vitaminas es la de facilitar la transformación que siguen los sustratos a través de las vías metabólicas.



           Identificar las vitaminas ha llevado a que hoy se reconozca, por ejemplo, que en el caso de los deportistas exista una mayor demanda vitamínica por el incremento del esfuerzo físico, probándose también que su exceso puede influir negativamente en el rendimiento.


           Conociendo la relación entre el aporte de nutrientes y el aporte energético, para asegurar el estado vitamínico correcto, es siempre más seguro privilegiar los alimentos de alta densidad nutricional  (leguminosas, cereales y frutas) por sobre los alimentos meramente calóricos.


           Las vitaminas se dividen en dos grandes grupos:




      VITAMINAS HIDROSOLUBLES


           Las vitaminas hidrosolubles se disuelven en agua.


           Esta característica hace que el consumo diario sea más estricto, ya que el lavado y la cocción de los alimentos produce la pérdida de las vitaminas, siendo inferior la cantidad consumida de lo que popularmente se cree.


Las vitaminas hidrosolubles son:

      ---- Vitamina C

      ---- Vitamina B1

      ---- Vitamina B2

      ---- Vitamina B3

      ---- Vitamina B5

      ---- Vitamina B6

      ---- Vitamina B8

      ---- Vitamina B9

      ---- Vitamina B12


      VITAMINAS LIPOSOLUBLES


           Las vitaminas liposolubles se disuelven en grasas y aceites.



          Suelen encontrarse en alimentos grasos y son almacenadas en los tejidos adiposos del cuerpo.


           También se acumulan en el hígado, es decir, existe una reserva vitamínica corporal.


      Las vitaminas liposolubles son:

      ---- Vitamina A

      ---- Vitamina D

      ---- Vitamina E

      ---- Vitamina K


      FUNCIONES DE LAS VITAMINAS


      ---- La vitamina C produce colágeno, proteína necesaria para la cicatrización y formación de los tejidos.

      ---- La vitamina B1 regula el sistema nervioso y las funciones cardíacas.


      También contribuye al crecimiento.


      ---- La vitamina B2 contribuye al mantenimiento de las membranas mucosas, la piel y el transporte de oxígeno.


      ---- La vitamina B3 mejora la circulación de la sangre y la producción de neurotransmisores.



      ---- La vitamina B5 contribuye a la desintoxicación del cuerpo.


      ---- La vitamina B6 forma los glóbulos rojos indispensables para el transporte de oxígeno por el cuerpo.


      ---- La vitamina B8 interviene en la formación de glándulas que generan las hormonas y en la formación de la dermis.


      ---- La vitamina B9 permite la multiplicación celular, por lo que interviene en el desarrollo del sistema nervioso.


      ---- La vitamina B12 interviene en la síntesis de ADN y ARN, por lo que se relaciona con el sistema nervioso y la genética.


      ---- La vitamina A es antioxidante y participa en la formación de hormonas entre las que se encuentran las segregadas por las glándulas suprarrenales.


      ---- La vitamina D permite la absorción intestinal de proteínas y calcio.


      ---- La vitamina E interviene en la formación de tejidos y en la fertilidad.


      ---- La vitamina K se relaciona principalmente con la regulación de la coagulación sanguínea.




      ALIMENTOS QUE CONTIENEN VITAMINAS


          1 Las vitaminas hidrosolubles suelen estar en verduras, frutas, panes, huevo, carnes, pescados, lácteos, cereales y vísceras.


           Las vitaminas del complejo B suelen encontrarse en la mayoría de los alimentos, lo cual brinda una satisfacción constante de esta necesidad vitamínica.


           Las vitaminas liposolubles se encuentran en aceites, mantequillas, vísceras, verduras, lácteos grasos, chocolates, cereales grasos y alimentos de soya.


 

      CARENCIA DE VITAMINAS


           La carencia de vitaminas suele ocasionar problemas de decaimiento, anemias, depresiones, estados de ánimo cambiantes, anorexia, amenorreas, problemas en el sistema digestivo, etc.


           Es importante consultar a un especialista que determine cuál es la vitamina faltante y que prescriba la cantidad justa necesaria para no cometer el error de pasar de la carencia, al exceso.


           El estudio principal que se realiza es un chequeo sanguíneo para ver qué componentes orgánicos están alterados.


           La carencia de vitaminas durante periodos de la vida como el crecimiento, el embarazo y la lactancia, son determinantes para toda la vida del niño, por lo que es muy importante hacer consultas y chequeos periódicos para garantizar el buen desarrollo del bebé y el crecimiento óseo y muscular de los niños.



      EXCESO DE VITAMINAS


           Las vitaminas liposolubles se convierten en sustancias tóxicas cuando están en cantidades excesivas acumuladas en los tejidos adiposos y en el hígado.


           Las vitaminas hidrosolubles no se acumulan en el organismo y se eliminan rápidamente por la orina, por lo que no se suelen conocer problemas graves debido al exceso de estas vitaminas.


           No obstante, se han registrado casos de lesiones renales debido al exceso vitamínico y la consecuente sobreexigencia de los riñones para eliminar esta abundancia.